Sin vos

Sin vos no soy nada ni nadie.

Hasta en la soledad sos la razón por la que vivo.

Sos la razón por la que escribo poemas, lleno de amor cuando nos amábamos.

Sos la razón por la que escribo historias de odio, cuando me dejaste ahí sola. Cuando me tenias tanto rencor.

Sin vos no soy nada, me das inspiración y por vos respiro. Es por vos que empiezo cada día de nuevo aunque me cuesta. Es por vos que lloro días sin parar.

Todo por vos.

Me das el aire que respiro y me lo quitas cuando sea el tiempo.

Vivo por vos, sos la única razón.

Por vos.

Siempre.

Hasta el último respiro.

Vos – la vida.

Advertisements

Egoísta.

Con egoístas es así:

Tienen una manera de acercarte muy fino,

te van a decir cosas, muy afectuosa.

Van a mirarte insistente,

por si quieres escapar.

Subyugarán a ti.

Entonces se van a rematar.

Cuando sea te necesitan,

les vas a ayudar.

Pero cuidado!

Cuando tu necesites algo,

se desaparecieron.

Y de repente,

aparecen de nuevo.

Cuando tengan un problema más.

Nunca les vas a mirar,

cuando estes en la oscuridad.

Lo único que les interesa,

son sus problemas,

no los tuyos.

Y lo que sea te dirán.

No les crees ni una palabra.

Porque todo es una mentira.

Se van a fallarte.

Una y otra vez.

 

 

Prisionera

Otra noche así, me desperté,
con gritos, sudando.
Esta en mi cabeza,
y no puedo, no puedo escapar…
Quiero, yo quiero olvidar,
si no te hubiera conocido,
no estaría prisionera.
Tu ambivalencia,
me deja en una cárcel.
No puedo moverme,
ni adelante, ni átras.
Tengo que liberarme,
de tus ataduras, corazón.
No puedes atarme,
para tenerme,
en tu pequeño reino.
No soy tuya,
déjame libre, corazón.
Me siento como un pajaro,
en su pequeña jaula.
Me has cortado las alas.
Has tomado mi voz.
Dejame cantar, dejame volar.
Dejame libre, corazón,
por favor, y te prometo,
regresaré con mi alma
el día siguiente,
y juntos, cantaremos,
la canción de libertad.