Porque.

Porque te odio, tanto.

Porque quiero matarte, a veces.

Porque, porque tu,

me estas volviendo loco.

Me siento sola e inútil contigo.

 

Porque no quiero hablar contigo,

porque no me tomas en serio.

Porque, porque tu,

me estas afectando.

Me siento desvalida e abandonada contigo.

 

Porque me hablas con entusiasmo,

porque me das que necesito.

Porque, porque yo,

estoy loca por ti.

Me siento amada e anhelada contigo.

Advertisements

Para ti.

En unos momentos yo pensé que era amor.
Pero no era.
Tu. Y. Yo.
No era amor, ni algo tan especial como pensamos.
Pero hoy he pensado en ti.
Después de mucho tiempo.
Sonreí. Porque he visto tu cara. Como la primera vez.
Y me acordé de el porqué. Por qué te encontré.
No para amor. No para amistad.
Solo por un cambio.
Es verdad. Estaba enamorada.
Mucho.
Pero, realmente, nunca estaba enamorada de ti.
Me enamoré de una característica específica de ti,
eso, que perdí hace mucho tiempo en mi misma.
Y ahora yo soy…
Soy yo. Solo yo.
Gracias a ti.
Si no me hubiera confundido,
Eso no habría sido posible.