Prisionera

Otra noche así, me desperté,
con gritos, sudando.
Esta en mi cabeza,
y no puedo, no puedo escapar…
Quiero, yo quiero olvidar,
si no te hubiera conocido,
no estaría prisionera.
Tu ambivalencia,
me deja en una cárcel.
No puedo moverme,
ni adelante, ni átras.
Tengo que liberarme,
de tus ataduras, corazón.
No puedes atarme,
para tenerme,
en tu pequeño reino.
No soy tuya,
déjame libre, corazón.
Me siento como un pajaro,
en su pequeña jaula.
Me has cortado las alas.
Has tomado mi voz.
Dejame cantar, dejame volar.
Dejame libre, corazón,
por favor, y te prometo,
regresaré con mi alma
el día siguiente,
y juntos, cantaremos,
la canción de libertad.