Te vi ayer.

Te vi ayer.

En mi calle.

Estuviste aquí.

Sólo un poco lejos.

Pero cuando me acerque –

no eras.

Te vi.

En el metro.

En un concierto.

En el parque.

Te vi.

En cualquier lugar.

Pero nunca.

Realmente eras allí.

Por qué nunca estuviste.

Nunca estuviste aquí.

Y nunca llegarás.

Te veo.

Cuando abandono mi casa.

Siempre.

Sueño de tu cara.

Pero nunca encuentro.

En tus gemelos.

Que están en toda la ciudad.

Pero nadie de ellos,

tiene esta cara.

Tan hermosa.

Con esta sonrisa increíble.

Y nunca te veré sonreír aquí.

Y espero que ahora.

Ahora sonrías.

Dondequiera que estas.

De esta manera sonriamos juntos.

Y nos vemos, si nos vemos.

En nuestros corazones.

Veo tu sonrisa.

Tan maravillosa.

Te veo,

te vi.

Cada día.

Aquí.

Advertisements

El miedo

Tengo miedo.
Miedo de mi regreso.
Puesto que, cuando estaremos allí.
Juntos. Sólo un momento.
Tengo el miedo,
que no puedo irme,
otra vez,
pero tengo que.
Quizás no,
no debería volver.
Por qué no.
No puedo.
No puedo perderte.
Otra vez.