Instantes.

Mi amor murió en un instante. Me fueron las ganas de verte,

Me fueron las ganas hablar contigo. 

De un instante al otro. 

No fue exactamente por lo que dijiste,

O por algo que hiciste. 

Quizá fue más por algo que pasó o nunca pasó, hace mucho. 

Los instantes en que me quedaba sola,

Esperándote y esperando a un día mejor. 

Y de repente cuando me ofreciste todo que esperaba tanto tiempo: 

Murió. 

El amor me miraba y me dijo adiós. 

Se fue corriendo y me dejó la rabia. 

La rabia porque tardaste tanto en solucionar las cosas,

La rabia porque no me dejas ir sin esperanza. 

Porque lo malo es saber que ya lucharas, mientras yo no puedo más. 

Probablemente sabía mucho que llegara el día de despido. 

Pero me imaginaba que fuera yo que se encontrará amándote sola. 

Imaginaba que yo fue la lastimada. 

De algún modo lo soy. 

Porque lamento dejarte así. 

Viendo tu cara de ignorancia,

No sabiendo que nunca se volverá. 

En lo que era. 

Si. A mí también me duele. 

Me duele dejarte en el momento en cual te conviertes otra vez en la persona de cuál me enamore. 

En la persona que llamaba mi amor. 

Mi amor. 

Se fue. 

Me dejó. 

Y ya te dejo a ti. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s